El Brazo a trabajar y la Mente a Gobernar

Conocimiento a la cabeza, dinero a la bolsa. Obviamente, conocimiento de riqueza acompañado de la actitud ganadora y la actitud correcta.
Señores, los tiempos han cambiado. Hoy más que nunca, es posible ganar dinero de forma inteligente. No ganar como jornaleros baratos, sino como empresarios de la nueva economía. Internet trajo oportunidades para todos. Hay menos fronteras, menos limitaciones. Hay una frase excepcional que dice: «no me digas que no se puede, cuando ni si quiera lo has intentado.» No le hablo de hacer negocios para salir en Forbes, sino de hacer negocios para salir de la pobreza, para salir hacia un nuevo escalón, hacia una nueva posición en la vida. Recientemente conocí a un joven que gracias a Clickbank ganaba dinero. No eran cifras astronómicas, pero era muchísimo más de lo que sacaba como empleado de una empresa. El problema de mucha gente es que quiere la «receta» fácil. No hay recetas, hay caminos, hay experiencias… pero usted debe buscar, debe intentar. Hoy más que nunca, todo está en la red. Decía un pensador: si queremos avanzar, debemos ser curiosos permanentes. Le voy a poner otro ejemplo de un negocio de la nueva economía.
WhatsApp. Prácticamente, hoy todos usan ese servicio de mensajería. Para septiembre del año pasado, WhatsApp tenía más de 700 millones de usuarios, y apenas 35 empleados. La aplicación estaba valuada en más de 19mil millones de dólares. Deje que yo le haga una pregunta: ¿Cómo gana dinero WhatsApp? ¿Ha visto publicidad en WhatsApp? No, obviamente la respuesta es no. Señores, detrás de lo que vemos siempre hay otro negocio, la clave está en ser curiosos y dar rienda suelta a esa curiosidad, es decir investigar y actuar. Hay una nueva economía y la pregunta es: ¿cómo le sacamos partido? ¿Qué clase de jugadores queremos ser en ese nuevo escenario?
Usar las neuronas es fundamental. Por eso la frase de hoy dice: La mente a gobernar, el brazo a trabajar. Ya no al revés. No te queremos sudando, sino pensando. Ya no te queremos agachando la cabeza, sino mirando al futuro con otra perspectiva.

Obviamente, conocimiento de riqueza acompañado de la actitud ganadora y la actitud correcta.
Señores, los tiempos han cambiado. Hoy más que nunca, es posible ganar dinero de forma inteligente. No ganar como jornaleros baratos, sino como empresarios de la nueva economía. Internet trajo oportunidades para todos. Hay menos fronteras, menos limitaciones. Hay una frase excepcional que dice: «no me digas que no se puede, cuando ni si quiera lo has intentado.» No le hablo de hacer negocios para salir en Forbes, sino de hacer negocios para salir de la pobreza, para salir hacia un nuevo escalón, hacia una nueva posición en la vida. Recientemente conocí a un joven que gracias a Clickbank ganaba dinero. No eran cifras astronómicas, pero era muchísimo más de lo que sacaba como empleado de una empresa. El problema de mucha gente es que quiere la «receta» fácil. No hay recetas, hay caminos, hay experiencias… pero usted debe buscar, debe intentar. Hoy más que nunca, todo está en la red. Decía un pensador: si queremos avanzar, debemos ser curiosos permanentes. Le voy a poner otro ejemplo de un negocio de la nueva economía.
WhatsApp. Prácticamente, hoy todos usan ese servicio de mensajería. Para septiembre del año pasado, WhatsApp tenía más de 700 millones de usuarios, y apenas 35 empleados. La aplicación estaba valuada en más de 19mil millones de dólares. Deje que yo le haga una pregunta: ¿Cómo gana dinero WhatsApp? ¿Ha visto publicidad en WhatsApp? No, obviamente la respuesta es no. Señores, detrás de lo que vemos siempre hay otro negocio, la clave está en ser curiosos y dar rienda suelta a esa curiosidad, es decir investigar y actuar. Hay una nueva economía y la pregunta es: ¿cómo le sacamos partido? ¿Qué clase de jugadores queremos ser en ese nuevo escenario?
Usar las neuronas es fundamental. Por eso la frase de hoy dice: La mente a gobernar, el brazo a trabajar. Ya no al revés. No te queremos sudando, sino pensando. Ya no te queremos agachando la cabeza, sino mirando al futuro con otra perspectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *